Categorías
Sin categoría

Soy Esther, facilitadora de familias bilingües

Mi nombre es Esther y soy facilitadora de familias bilingües, lo que quiere decir que ayudo a mejorar la comunicación entre los miembros de familias que hablan varias lenguas.

Si acabas de aterrizar en el blog de bilingüismo respetuoso puede que todavía no me conozcas bien, así que quiero hablarte un poco acerca de mi para que entiendas que hago aquí y por qué estás en el lugar correcto.

Mi nombre es Esther y soy facilitadora de familias bilingües del equipo de Bilingüismo Respetuoso, lo que quiere decir que ayudo a mejorar la comunicación entre los miembros de familias que hablan varias lenguas.

Para empezar, mi lengua materna es el español y soy bilingüe desde que tengo 15 años, que fue cuando tuve la oportunidad de vivir en Estados Unidos. Mi experiencia fue tan enriquecedora que cuando volví a España decidí que el inglés tenía que formar parte de mi vida profesional, y es por ello que desde un principio me dediqué a la enseñanza del inglés como lengua extranjera y a la traducción, algo que llevo haciendo desde 2012.

Aparte, siempre tuve en mente que aunque el inglés no fuera mi lengua materna, yo quería criar a mis hijos en un entorno bilingüe, así que desde que nació mi primer hijo, que ahora tiene 3 años, su padre y yo le hablamos en inglés.

Puedo decirte que como lingüista, he pasado más de mil horas investigando acerca del fenómeno del bilingüismo, y como madre, he pasado cada día aplicando, experimentando y testando todo aquello que he ido aprendiendo. Cuando me di cuenta de que gracias a mis vivencias, mis aciertos y mis errores tenía potencial para ayudar a otras familias bilingües, comencé a recopilar todo aquello funciona para poner en marcha el método que seguimos en el programa de acompañamiento.

Así que, aquí estoy, llevando a cabo mi misión de ayudarte a resolver los retos que van surgiendo en tu andanza bilingüe.

Pero para eso vas a tener que esperar un poquito, porque todavía hay algo más que quiero contarte sobre mí. 

¡Sorpresa!

Soy de carne y hueso, como tú. La verdad es que me emociono cada vez que mi hijo de 3 años aprende una palabra nueva en inglés o en español y la usa correctamente y, cómo no, se me derrite el corazón cuando canto canciones en inglés a mi hijo de 6 meses y me sonríe (y eso que no canto nada bien).

Además, voy a ser sincera: reconozco que soy una mamá imperfecta. A simple vista puede que tú y yo seamos muy diferentes, pero también nos parecemos. Si hay algo que nos une, es que amamos a nuestros hijos y que hemos decidido educarles en un entorno bilingüe. Y desde luego que para mí, el poder dar la oportunidad a mis hijos de conocer dos culturas y de poder llegar a pensar en dos lenguas tiene una importancia tan grande y un significado tan profundo que es difícil de explicar con pocas palabras.

Puede que también estemos en diferentes puntos de nuestra andanza bilingüe, pero si estás comenzando quiero decirte que si yo he podido hacerlo, tu también puedes conseguirlo.

Para mí es muy importante conectar con todos vosotros a nivel personal porque lo que comparto con vosotros no es solo mi profesión, sino que es una parte muy importante de mi vida.

Por último, quiero invitarte a formar parte de la comunidad de familias que apoyan el movimiento de Bilingüismo Respetuoso: https://www.facebook.com/groups/bilinguismorespetuoso/


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *