fbpx

Hace unos días entrevisté a Natalia Simons, la autora de “La Chica Spanglish”.

Haz clic aquí para ver la entrevista en vídeo

E: Yo no sé si vosotros sabéis quién es, o si habéis visto alguna vez este libro, pero a mí me enamoró, lo vi en redes sociales y fue como “yo lo tengo que comprar”, pero ¿Natalia quieres hablarnos un poquito de quién eres y por qué escribiste este libro?

N: Sí. Me llamo Natalia, soy medio española y medio inglesa, pero vivo en Inglaterra, y decidí escribir este libro porque como soy bilingüe, soy Spanglish y claro, cuando hablo en español aún tengo mi acento inglés, pero a veces mi pronunciación es una mezcla. Al principio quería escribir el libro para mis futuros hijos pero también para mi pueblo. No tenía plan de publicarlo pero no sé, al final pensé pues igual lo puedo publicar en Amazon y eso es lo que hice, y la verdad no me esperaba que fuera a vender tanto, que a tanta gente le encanta, las ilustraciones tan bonitas, que lo están leyendo sus hijos… y wow, estoy como en shock, la verdad.

E: Claro. Pues Natalia, el libro de La Chica Spanglish comenta la historia de una niña que vive en Inglaterra que va a visitar a sus abuelitos a España y es como la niña rara que habla inglés, tiene acento un poco raro y…

N: ¡soy yo!

E: ¡Eres tú, precisamente! Entonces es interesante porque se ve que hay como algo de rechazo por esos niños ¿no? que conocen a la niña spanglish y que no entienden muy bien por qué esa niña hablaba poco español.

N: Bueno sí que hablaba, pero al principio le cuesta, pero como no tiene el acento español como los niños pues piensan “por qué habla tan raro, ¿quién es esta niña?”

E: Claro. Además, estamos hablando de un pueblito muy pequeño, ¿cómo se llama? Si lo quieres decir otra vez.

N: Villanueva del Rebollar de la Sierra.

E: Eso es, que es un pueblín que está en Teruel, ¿verdad? Si aquí en España ya incluso en ciudades grandes la gente es cerrada de mente… En ciudades un poco más pequeñas no es nada habitual encontrar niños bilingües, y si estamos hablando ya de un pueblín, que como decíamos antes, tiene los mismos habitantes como letra, se complica. Entonces, ahí hay una parte muy curiosa en la que la niña le cuenta a su abuelita que está triste porque los niños del pueblo no le hacen sentir bien y se ríen de ella, entonces ¿qué es lo que hace la abuelita?

N: Pues le cuenta que la niña tiene suerte de poder hablar dos idiomas, de tener dos culturas, y que no hacerles caso, y si vuelven a decirlo pues sería mejor que les digas: “a que tú no sabes hablar inglés lo bien que hablo castellano”, y es verdad, eso es lo que decía mi abuela, y cuando lo leí mi abuela aún se acordaba, dijo: “pues mira, me acuerdo, es lo que te decía a ti”.

E: Claro, y supongo que esas palabras, igual para tu abuela era lo más normal, le salió del alma decir eso,

N: Claro, si para mi me fue wow,

E: y te marcó, ¿verdad?

N: Claro.

E: Qué interesante. Y entonces ¿qué es lo que ocurrió cuando Natalia les dijo a los niños del pueblo “oye que yo hablo dos idiomas y tú solamente hablas uno”, eh, ¿quién gana ahí?

N: Pues no dicen nada, porque están como “es verdad”, no sé, están como en shock, sorprendidos de que haya dicho eso.

E: ¿Y desde ese momento empezaron a mostrar interés por esas cosas que Natalia sabía y ellos no?

N: Sí, poquito a poco, al principio no tanto, pero luego cuando una mujer les dijo que sería mejor hablar con ella y aprender de ella. Y eso es lo que pasó en el cuento y de verdad. Cuando hicieron caso a la mujer, querían aprender inglés, querían saber palabras, cómo se dice “gato” cómo se dice “casa”.

E: Muy bien, ¿y en ese momento tu empezaste a sentirte mejor sabiendo que bueno, igual no hablabas español perfecto, pero había algo que tu podías enseñar a los demás?

N: Sí, me sentí un poco especial, porque claro, a esa edad no lo entendía mucho, porque se reían de mí, pero claro cuando empezaron a mostrar interés en mi cultura, en el idioma, pues fenomenal, estuve súper contenta.

E: Qué bien. Y, bueno, ¿qué edad sería la que correspondería para la niña del libro?

N: Tenía yo creo que tenía 7 u 8 años.

E: ¿Y cómo fueron los siguientes veranos, los siguientes años que tú fuiste otra vez al pueblo y te reencontraste con esos amigos?

N: Buena pregunta, pues es que cada año era diferente. Había años que yo lo pasaba muy bien con mis amigos, con mis primos, había otros que a veces se reían de la forma en que hablaba. Es que depende, cuando yo tenía 13 años ya vas cambiando un poco, y no sé, yo creo que a partir de los 14 años me sentía como ellos, claro, a veces no me salían las palabras porque sí, cuando yo estaba todo el año en Inglaterra sí que hablaba con mi madre, pero todos los días sabes, si yo iba al colegio y hablaba en inglés, me costaba a veces cambiar. Pero al fin y al cabo yo creo que después de 3 semana de estar en España me salían más las palabras, hablaba un poco más rápido,

E: Claro.

N: y después de las 6 semanas yo creo que ya yo era casi como ellos, pero claro tenía que volver al colegio, y luego es lo que pasó, cuando volví de España me costaba a veces hablar en inglés otra vez. No tanto, pero a veces me salían unas palabras en castellano en vez de no sé, decir banana a veces me salía plátano, cosas raras, y digo “¿pero que me está pasando?”

E: Vale, claro, entonces tú tenías una inmersión total básicamente ¿no? y sí que es verdad que es normal que cueste el proceso hasta que desconectas de la lengua materna y empiezas a acostumbrarte a la lengua del entorno, es posible ¿no?, que haya un poco de dificultad, pero claro una vez que estas inmersa totalmente a veces cuesta salir.

N: Y empiezas a soñar en español, pero solo en español. Y bueno, ahora a veces depende de donde estoy, pero ahora si que sueño en inglés o en español depende del lugar. O a veces, depende, el otro día soñé con mi abuela, pero mi abuela estaba aquí en Inglaterra, y estuve hablando con ella en español, pero estaba en Inglaterra. Es una mezcla.

E: Qué gracia. Bueno, esta fue un poco la historia de la niña inglesa viajando a España, que es lo que ocurría. Pero me gustaría preguntarte acerca de tu historia como niña bilingüe y que vivió una crianza bilingüe.


Leer parte 2 de la entrevista a Natalia Simons.

Categorías: Sin categoría

0 comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *